Miércoles 1 de Diciembre de 2021

Hoy es Miércoles 1 de Diciembre de 2021 y son las 06:37 ULTIMOS TITULOS:

16.6°


PROVINCIALES

16 de abril de 2012

Por obras la Provincia adeuda 250 millones

Desde la Cámara Argentina de la Construcción plantearon que la situación es "muy crítica, casi terminal" y afirmaron que la demora en el pago de certificados llega a 120 a 130 días. Sin soluciones a corto plazo, habrá parálisis de obras

La deuda del gobierno de Antonio Bonfatti con las constructoras de obras públicas en toda la provincia superó los 250 millones de pesos, según informó la Cámara Argentina de la Construcción. "Las empresas están en una situación muy crítica, casi terminal", dijo el tesorero de la seccional Santa Fe, Roberto Pilatti, ante una consulta, y reveló que la demora en el pago de certificados "ya llega a 120 o 130 días". "Muchas obras han bajado el nivel de facturación. Hasta ahora no hay obras paradas por falta de pago, pero vislumbramos que va a suceder eso, si no hay una solución a corto plazo". Pilatti planteó una duda sobre la promesa de Bonfatti de no utilizar las Letras del Tesoro (por 556 millones de pesos) en el pago de sueldos públicos y sí destinarlas a cancelar la deuda a contratistas y proveedores del Estado. "A nosotros, el ministro de Economía, Angel Sciara, nos dijo que la prioridad es la nómina salarial", reveló.
Pilatti dijo que la deuda del gobierno con las empresas constructoras de obras públicas aumentó 100 millones de pesos en tres meses. "En enero, estábamos en 150 millones en toda la provincia y hoy debe estar en 250 millones. Esto incluye a todas las reparticiones del Estado", precisó.
El monto crece porque el gobierno destina 30 millones de pesos mensuales a cancelar certificados de obras, lo que significa la mitad de lo que se certifica cada 30 días. "En este momento están pagando los trabajos de noviembre del año pasado, por lo tanto estamos con un atraso de 120 a 130 días", señaló Pilatti. Pero esa demora podría ser mayor. "El ministro de Hacienda nos dijo que lo que va a destinar este mes, no alcanzaría para terminar de pagar el mes de noviembre. Ya estamos a mediados de abril y hay deudas de noviembre", agregó.
"La situación de las empresas es muy crítica, casi terminal", señaló Pilatti. Y explicó por qué las constructoras no pueden absorber el sobrecosto. "El financiamiento de los bancos está restringido. Los bancos ponen un cupo, pero como el gobierno no paga los certificados en término, ese cupo está permanente ocupado. Por otro lado, la tasa de interés que se paga es muy alta, por lo tanto, pasa a ser un resultado económico negativo para las empresas, es costo que deja de ser financiero para ser económico. Así que es probable que las obras se paralicen, no por decisión de las empresas, sino por necesidad".

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!