Viernes 2 de Diciembre de 2022

Hoy es Viernes 2 de Diciembre de 2022 y son las 06:01 -

14°

MARIA JUANA

PROVINCIALES

21 de abril de 2014

Brutal golpiza a una familia de pastores evangélicos pentecostales en la comisaría 10°

Quedaron detenidos desde el viernes y hasta el domingo. Los policías los detuvieron en barrio Cabal argumentando que fueron particípes de una discusión con vecinos. "Hoy que es viernes santo, decile a tu Dios que te venga a salvar de nosotros", les dijeron los policías, según relataron las víctimas.

Una familia de pastores evangélicos pentescostales narró la particular mortificación a la cual habrían sido sometidos por policías durante su arresto en la sede de la comisaría 10° de la Unidad Regional 1°. Golpes con hematomas visibles, rotura de un diente, golpes en distintas partes del cuerpo. Efrén Maidana, de 50 años, y Gonzálo, su hijo de 26, fueron los que expusieron con crudeza y realismo el suceso que los tuvo como víctimas, y además expresaron que denunciaron el suceso durante la jornada de este domingo en la dirección de Asuntos Internos, y que este lunes por la mañana lo harán en la secretaria de Derechos Humanos de Santa Fe.

El viernes cerca del mediodía, la familia de los pastores pentescostales Maidana, dialogaba con sus vecinos en calle Espora al 5.000, en barrio Cabal, ubicado en el noroeste de la capital provincial, cuando se produjo una discusión en otro punto de la misma cuadra. Por ese motivo, ellos como pastores decidieron actuar para calmar los ánimos, pero los policías de la comisaría 10° interpretaron que fueron parte del problema, esposaron a dos integrantes de la familia Maidana y los subieron a un patrullero. En el camino uno de los policías le habrían pegado un culatazo con una Itaka en la boca y le rompieron un diente.

La Policía hirió a un bebé

Mientras tanto, otros policías ingresaron por la fuerza a la casa de los Maidana, dispararon con una escopeta calibre 12,70 con postas de goma, y uno de esos balines impactó en la cabeza de un bebé, y lo lesionó.

Del interior de la finca, se llevaron a otros dos integrantes que también son pastores, los subieron a un patrullero y también los trasladaron detenidos a la comisaría 10°.

El calvario del viernes santo

Los cuatro integrantes de la familia Maidana, ya en la comisaría 10°, y ante los policías del tercio de guardia, se identificaron como pastores evangélicos pentescostales, y pretendieron explicarles verbalmente el suceso. Fue en ese momento que los policías les propinaron una violenta golpiza, de patadas y trompadas. "Hoy que es viernes santo, decile a tu Dios que te venga a salvar de nosotros", le decían los policías mientras le seguían pegando con crueldad, según relataron las víctimas.

Las denuncias

Los integrantes de la familia Maidana recuperaron la libertad de la comisaría 10° este domingo de Pascua a la una y media de la tarde. Después fueron y se presentaron espontáneamente en la dirección de Asuntos Internos y denunciaron a los policías, diciendo que el jefe de esa dependencia de Orden Público, les pidió 2 mil pesos para que recuperaran la libertad. En la mañana de este lunes denunciarán el suceso en la secretaría de Derechos Humanos.

Fuente: UNOSANTAFE.com.ar

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!