Viernes 7 de Octubre de 2022

Hoy es Viernes 7 de Octubre de 2022 y son las 06:49 -

9.4°

MARIA JUANA

INTERNACIONALES

20 de marzo de 2014

Fuerzas prorrusas toman bases militares ucranianas en Crimea

Se trata de la sede de la Marina ucraniana en Sebastopol y una base naval en el oeste de Crimea. El domingo pasado el 95% de los ciudadanos apoyó la anexión de la península a Rusia.

Fuerzas prorrusas ocuparon este miércoles la sede de la Marina ucraniana en el puerto crimeo de Sebastopol y una base naval en el oeste de Crimea, consolidando el control de Rusia sobre la península, pese a las amenazas de nuevas sanciones occidentales.

Estas fuerzas ocuparon una base naval ucraniana en Novoozerne, en el oeste de Crimea, tras haber tomado el cuartel general de la Marina, comprobó la AFP.

Unos 50 militares ucranianos abandonaron la base, bajo supervisión de soldados rusos, mientras partidarios de la anexión de Crimea a Rusia izaban la bandera rusa.

La ocupación de la sede de la Marina se produjo sin disparos, al día siguiente de la muerte de un militar ucraniano y de un miliciano prorruso en un intento de asalto contra una unidad militar ucraniana en Simferopol, la capital regional.

"Son cerca de 200, algunos con pasamontañas. No están armados y no dispararon hacia nosotros. Los oficiales están encerrados en el interior del edificio", indicó el portavoz de la Armada ucraniana, Serguei Bogdanov. Los soldados ucranianos tampoco respondieron, precisó.

El ministro ucraniano interino de Defensa, Igor Teniuj, y el vice primer ministro, Vitali Yarema, anunciaron su intención de viajar a Crimea para "poner fin a la escalada", pero las autoridades separatistas dijeron que no los dejarían entrar.

El martes, tras la muerte de un militar ucraniano, Kiev autorizó oficialmente a sus soldados en Crimea a usar sus armas en defensa propia.

El primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk, afirmó ese mismo día que el conflicto había "pasado de una fase política a una fase militar". Se trata en todo caso de la peor crisis entre Moscú y los países occidentales desde la caída del Muro de Berlín en 1989.

En tanto, en Moscú, el Tribunal Constitucional ruso validó por unanimidad el tratado sobre la incorporación de Crimea, firmado el martes por el presidente Vladimir Putin, pese a las amenazas de sanciones de los países occidentales por esa primera expansión de las fronteras rusas desde la Segunda Guerra Mundial. El presidente ucraniano, Olexandre Turchinov, comparó esta acción con las de la Alemania Nazi.

La península, de unos dos millones de habitantes, en su mayoría de origen o habla rusos, había sido cedida por Rusia a Ucrania en 1954, cuando ambas repúblicas formaban parte de la URSS. Siguió bajo soberanía de Kiev tras la independencia de Ucrania en 1991, pero la flota rusa del Mar Negro conservó su base en Sebastopol.

Por su parte, los mandatarios de la Unión Europea (UE) se reúnen en cumbre este jueves y viernes con posiciones divididas sobre cómo responder a Rusia tras la anexión de Crimea, los más "duros" piden sanciones económicas y financieras, los otros esperan un diálogo con Moscú sin decidirse aún a asumir el costo que supone medidas más fuertes.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!