Lunes 15 de Agosto de 2022

Hoy es Lunes 15 de Agosto de 2022 y son las 15:36 -

16.3°

MARIA JUANA

SOCIEDAD

10 de abril de 2012

Un cura ebrio protagonizó varios choques, e insultó

ALCOHOLEMIA: 4 VECES SOBRE EL LIMITE

Un sacerdote protagonizó un impresionante accidente en una intersección de Trinidad, en la capital de San Juan, de acuerdo a información brindada la víspera por el medio de prensa Diario de Cuyo.

Los ojos enrojecidos, la camisa fuera del pantalón, yendo nervioso de un lado para el otro con su celular pegado a una oreja, insultando y despidiendo un fuerte olor a alcohol de su boca. Ese era el estado -en la tarde del pasado domingo- de un sacerdote que minutos antes protagonizó un impresionante accidente en una intersección de Trinidad, en la capital de San Juan, de acuerdo a información brindada la víspera por el medio de prensa Diario de Cuyo.
El cura perdió el control de su auto y se estrelló violentamente contra un auto estacionado. A su vez, ese rodado impactó contra la parte trasera de otro vehículo que tenía adelante. 
De inmediato, los dueños de los otros dos coches salieron a la calle y se toparon con el sacerdote intentando fugarse de la escena, precisó Marcela Zegaib, dueñas de uno de los vehículos. 
Cuando llegó la Policía, al presbítero le realizaron una prueba de alcoholemia y no la pasó: le dio 1,91 gramos de alcohol por litro de sangre, superando casi cuatro veces el límite de 0,50 gramos de alcohol por litro de sangre que establece la ley, y por eso quedó demorado en la Seccional 1ª según informaron fuentes policiales. 
Quien protagonizó tamaño choque fue el presbítero Raúl De los Ríos (48), quien está al frente de la iglesia de Trinidad, informó la Policía. 
La versión oficial indicó que De los Ríos conducía su Renault Sandero hacia el sur por calle Tucumán, y al pasar Brasil perdió abruptamente el control del rodado y se fue hacia la derecha. 
En ese sector estaban estacionados el Renault Clio de Marcela Zegaib, y delante de su auto estaba el Chevrolet Aveo de otro pariente. 
"Estábamos tomando mate y escuchamos una explosión. Cuando salimos vimos a este hombre haciendo marcha atrás y tratando de huir. Nos paramos al costado de su auto y decía «me tengo que ir a dar la misa, déjenme ir», aseguró Zegaib. 
En minutos, efectivos del Comando Urbano y de la División Tránsito llegaron a entrevistar al sacerdote, con evidentes signos de ebriedad, y allí recibieron una serie de insultos por parte de él, dijeron en la Policía. 
Al presbítero le realizaron una prueba con el alcoholímetro y el aparato arrojó que se había excedido casi cuatro veces del límite permitido de 0,50 gramos de alcohol por litro de sangre, informaron fuentes policiales. 
"Venía de las Sierras Azules y no sé, se me corrió el auto. ¿Por qué no le sacás fotos a esa carretela que va pasando (iba por calle Brasil) por ahí, hijo de pu...? ¿Ah?, sacale a eso y no a mí, hijo de pu...", aseguran que dijo el sacerdote en cuestión.

DESDE LA IGLESIA 
Por otra parte, se conoció que fuentes del Arzobispado sanjuanino confirmaron al colega Tiempo de San Juan que el sacerdote Raúl De los Ríos pidió "alejarse una semana de sus tareas, en vistas a la repercusión que tomó el caso".
"Nuestro primer deber es atender las necesidades de la comunidad de la Iglesia de Trinidad, ante la ausencia de su pastor. El necesita este alejamiento, ya que el caso se transformó en un escándalo. Monseñor Delgado hablará con él antes de decidir qué camino se tomará. También se va a consultar a los sacerdotes cercanos, amigos, que lo conocen. Acá no habrá juicio canónico, sino contención. No va a haber investigación”, aseguró la fuente ante las evidencias del caso.
Finalmente, se señaló que "estamos muy apenados. «Chiche», (por el sacerdote De los Ríos), es un cura que  nunca tuvo una denuncia. Los laicos de las Iglesias pueden denunciar cuando un ministro obra mal, cuando tiene conductas impropias, y nunca nadie tuvo una queja sobre él. Es un hombre que está desarrollando una labor pastoral realmente muy interesante". 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!