Lunes 4 de Julio de 2022

Hoy es Lunes 4 de Julio de 2022 y son las 18:11 -

19.4°

MARIA JUANA

SOCIEDAD

25 de diciembre de 2013

Con 7 y 9 años idean una cruzada solidaria para otros chicos en Río Cuarto

Se trata de Jesús y Juan Ignacio Risso, que realizaron una campaña solidaria y repartieron unos 300 juguetes en el Nuevo Hospital y la Maternidad Hortensia Gardey de Kowalk,

Los hermanitos Jesús y Juan Ignacio Risso, de 7 y 9 años, encabezaron una campaña para juntar juguetes en la localidad de Río Cuarto y los repartieron en dos hospitales locales.

Los presentes fueron entregados en el Nuevo Hospital San Antonio de Padua, en las áreas de Neonatología, Terapia Infantil y Pediatría, y la Maternidad Hortensia Gardey de Kowalk.

Juan Ignacio, que se moviliza en silla de ruedas, contó cómo surgió la idea de esta campaña solidaria con la que juntaron unos 300 juguetes.

“La idea fue doméstica, acá en casa, a partir de un hombre que vendía alfajores para un comedor que daba de comer sólo los domingos, y a Jesús o a mí se nos prendió el foquito, y pensamos qué comen los otros días”, relató.

“Nosotros queríamos hacer un comedor en el living de casa y mi mamá nos dijo `vayamos un poquito más despacio’”, añadió.

Así, hace unos tres meses, comenzó la campaña. “Empezamos juntando casa por casa, juntamos una buena bolsa en mi casa, y les dijimos a los familiares y desconocidos, hasta a mi kinesióloga”, detalló “Juani”.

El pequeño relató que recibieron juguetes nuevos y usados, teniendo que limpiar y reparar estos últimos.

En tanto, Juan Ignacio dijo que comprende la situación de los chicos internados porque muchas veces le tocó estar en un hospital.

“Me sentí bien, me gratificó mucho”, expresó.

Por su parte, Jesús, contó que su tarea fue la de limpiar, muñecos y peluches.

La madre de los hermanitos, Alejandra Bianco, indicó que su tarea fue acompañar a los chicos en esta tarea solidaria. “Tuvo repercusión y nos ha desbordado gratamente”, expresó.

“Fuimos con el más chiquito, José de dos años, y Juan Ignacio desde su silla le pasaba los presentes de la caja y él se los acercaba a los bebés. Creo que pudo entender lo que hacía”, manifestó.

“Si todos hacemos un poquito se resuelven infinidad de cosas. Mis hijos estuvieron varios días hasta la madrugada limpiando, embolsando y clasificando con una alegría inmensa”, contó emocionada.

Fuente: Cadena3.com

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!